Páginas vistas en total

domingo, 21 de noviembre de 2010

Las primeras búsquedas

Como siempre cumplo mis promesas... y había prometido a la agradable funcionaria buscar activamente trabajo, un día después, bueno quizás pasó el fin de semana y algún día de relax, de tener en mis manos la tarjeta del paro (que en realidad es una cacho de folio, un poco cutre se podían esmerar algo más que somos un público muy amplio), me puse a buscar trabajo. Evidentemente en estos tiempos que corren es una tontería ir empresa por empresa presencialmente dejando tu curriculum, si ya está internet, que nos vale para todo ¿no? Y ¿cómo empezar a buscar trabajo por internet? Pues igual que se busca un trabajo, un plano de una ciudad o una página de contenido dudosamente ético, con Google. En este caso se pone trabajo+periodista. Y salen un montón de páginas oye, "pues ya está hecho, en una semana, trabajando". Sí, sí, ya, ya... Lo primero que toca mucho las narices es el registro: Toda oferta de trabajo requiere un registro en la página web, que de algo tendrán que vivir claro. El caso es que después de buscar una decena de ofertas, sin seleccionar, ahí a lo que surja, te encuentras inscrito en infoempleo, infojob, jobrapido, trabajos.com, redtrabajar... todas con sus correspondientes contraseñas porque lo que vale en unas en otras no es seguro, ¡pero ¿quién cojones va a querer suplantar a un parado en una página web?, si sabes descifrar contraseñas supongo que te dedicarás a entrar en las páginas de los bancos, ¿no? Si no es así, es que verdaremente nos merecemos esta crisis por subnormales. Y sigues leyendo, redactor en Álava, redactor en Albacete, departamento de comunicación en San Sebastián de los Reyes, y las mejores se busca redactor para revista de contenido cannabico, imprescindible conocimiento del sector (esto es verídico). Joder, entre que no se catalán, ni vasco, ni fumo porros me he quedado sin la mitad de ofertas de trabajo, pena que no haya una llamada Whisky Life o algo así, ahí la bordaba. También mola mucho cuando después de hacer todo el registro llegas a una págimna que dice "no puedes inscribirte en la oferta por no residir en la provincia del puesto vacante". ¿No puedes avisar antes? algo que en provincias como madrid no tiene mucho sentido, total, ¿quién que viva en madrid es realmente de madrid? Lo antes de mencionado de las lenguas cooficiales me mata. No puedo trabajar en cataluña, ni en Baleares, ni en valencia, ni en Galicia, ni en Euskadi, ni en Asturias¡¡¡¡ ¿pero qué jodido idioma se habla en Asturias? si lo único que hacen es cambiar las aes por las es y poner acento (que no se me enfaden los asturianos. El caso es que entonces que trabajo, en la revista de mi colegio? Coño cuando venga un valenciano a trabajar al periódico de Salamanca le deberían pedir que baile una jota charra o inventarnos una entrevista que comenzara por "¿hais traido muchos días? o ¿y tú de ande vienes?" Si no sabe contestar, a la calle. Pero todo esto es el principio de las búsquedas de trabajo porque luego llegan las mejores de las ofertas las de Becario/En Prácticas, que también merecen entrada a posteriori

No hay comentarios:

Publicar un comentario