Páginas vistas en total

jueves, 23 de diciembre de 2010

Ni Lotería, ni Nochebuena

¿Por qué la gente hace preguntas cargadas de emotividad en estas fechas? ¿No es cada día tan importante como una Nochebuena o Navidad? Son reflexiones que algunos pensamos cuando llega la Navidad. Y lo digo horas después de que no nos toque la Lotería, al menos a mí. Y mira que este año tenía esperanzas: lo veía claro, ¿no dicen que siempre cae donde hay mala suerte? Pues yo estoy en el paro... Segundos después de esta reflexión me dí cuenta de que somos 4millones y viene siendo complicado que nos toque a todos. Lo primero de lo que hay que darse cuenta es de que siempre les va a tocar a los mismos: a los que quieren balnquear pasta. ¿No dicen que Fabra es la nueva Brujita de Oro? Bien es cierto que eso es por otros temas que todos conocemos y que, parece, nadie está dispuesto a perseguir, pero en buena lógica si la Loteria toca donde más se vende (Madrid y Barcelona), debe tocar a quién más compra ergo no creo que un pobre de solemnidad decida gastarse 500€ en Lotería esperando que el Calvo, o la chica rubia nueva del anuncio, se pase por su casa, aunque en este país se ve cada cosa... No obstante es cierto que lo que mola el día de Lotería es ver como gente que lo necesita muuucho muuuchísimo al final recibe su premio. Pero lo mejor es la frase típica de "es que este es un barrio de obreros y pensionistas y ha venido muy bien" Joder, si son obreros tienen trabajo y si son pensionistas bastante suerte tienen ya, que dejen un poco para los demás. Siempre toca a pensionistas que luego se lo dan a los hijos "¿pa qué compras abuelo?" deja ese décimo para alguien que lo quiera para él ¿no? No suelo ver los informativos ese día no por envidia sino porque es el mismo discurso de tapar agujeros de todos los años. Joder, mira Nacho Vidal, toda la vida tapando agujeros y no sale nunca en los telediarios. la otra frase es "aquí en (nombre del pueblo agraciado) el Gordo ha caído como un regalo del cielo" No, si te parece hacen un funeral, o "le ha venido muy bien a este barrio". Estaría bien que alguna vez dijeran los periodistas "pues aquí en La Moraleja el Gordo ha dado básicamente igual, el único que se frota las manos es el jardinero que verá aumentadas sus propinas". Y es que este año, y los últimos también, con el tema de la crisis y los parados todo eran necesidades cubiertas y grandes ayudas, pero ¿no es lo mismo de todos los años? ¿la Loteria se la ha inventado este año ZP para sacarnos de la situación en la que vivimos? Este tema lo cerraré diciendo que si todos dejásemos la tontería de la Lotería, a quien le haya tocado no estará de acuerdo, y dedicásemos lo que gastamos a un fondo común para los parados otro gallo nos cantaría. Se me ocurre que podría ir destinado a nuestra paga extra, nuestra cena de Navidad o mis salidas nocturnas. Son sólo ejemplos...
Decía al principio lo de la Nochebuena porque, sin haber visto aún las noticias de mañana, apostaría a que más de una se centrará en la Nochebuena de los parados, de los que han perdido su curro este año y de qué cenan, con quién... Como somos así de listos en esta cena y la Loteria nos hemos dejado el subsidio (sin paga extra) de este mes. Incluso el Rey hará mención a nuestra situación, que se diferencia de la suya en que su "subsidio" es mayor. A la gente en sus casas se les escucharán frases como "pobres, mira qué familia, qué mal lo están pasando..." Siiii, sólo ese día, el resto del año cenan caviar. Sólo hay que haber escuchado los informativos de hoy hablando de las inundaciones en Sevilla. Primera pregunta a alguien cuya casa parece un balneario del mar Menor por el barro: ¿dónde pasareis la noche de mañana y qué vais a cenar?.... A ver, por Dios, me he quedado sin casa, hay pirañas en mi sala de estar y mi canario está jugando a Piratas del Caribe ¿a quién coño le importa dónde ceno mañana? En fin, como veis la Nochebuena y las Navidades de un parado no deben ser muy diferentes al resto de los días. Bueno, sí, se gasta más pasta, tienes que poner mejor cara y no puedes estar rascándote los huevos en pijama en casa todo el día porque hay gente en el hogar. FELICES FIESTAS A TODOS Y QUE EL ESPÍRITU NAVIDEÑO OS INUNDE (y no literalmente como a los sevillanos, fuerza para ellos)

martes, 21 de diciembre de 2010

Ser desempleado te hace mayor

Esta reflexión viene muy a cuento con la frase inicial que pensaba comentar explicando por qué he tardado en un nuevo post. Respuesta sencilla: dos días de fiesta consecutivos me dejan ya cuatro de resaca, mínimo y, ¿por qué? Pues es evidente, porque estoy mayor y ser parado me lo hace aún más. Pudiera parecer una tontería, algunos dirán que lo que verdaderamente hace mayor es levantarse a las 6 de la mañna y volver a casa a las 10 de la noche después de currar todo el día. Sí, eso tampoco parece muy saludable pero por lo menos estás activo. Digo que el ser parado nos hace mayores porque ¿cómo nos imaginamos tradicionalmente a un parado? Un padre de familia, de 40-50 años, calvo, con bigote y con problemas para llegar a fin de mes. Esta imagen ha cambiado gracias a la crisis y ahora somos jóvenes, guapos y esbeltos, jejeje, pero el hecho de decir "estoy en el paro" ya te pone unos años de más. Y es que, por ejemplo, a la hora de ligar con la frase "¿estudias o trabajas?" a un parado se le cierran los caminos ni estudias, con lo cual las jóvenes se van a la mierda, ni trabajas, con lo que las más maduritas que quieren estabilidad te mandan a la mierda, "no, estoy en el paro", pues ¡hala! a chupar barra como un parado más. Te pone años además porque al decir "estoy en el paro", se supone, y digo se supone, lo debes decir con una voz triste y cara de pena y eso te hace unas arrugas..
El paro te hace mayor porque se supone, y digo se supone, que sales menos de fiesta, está mal visto "mira ese parado despilfarrando el dinero del contribuyente con tamaña cogorza" (esto, repito, se supone, hay excepciones, muchas). Como no debes salir, porque estás en el paro, se inventa la figura del "me voy a tomar algo". Es una figura inventada en un principio por la generación NI NI (ni tiene 18 años para estar todo el día de jarana ni tiene 40 para quedarse viendo, en sus tiempos, noche de fiesta), pero perfectamente aplicable al desempleado. ¿Qué supone el "me voy a tomar algo"? Supone varios puntos: 1º Uno no se arregla como para salir, se da una ducha pero no se afeita (dato importante) ni se pone camisitas, un jersey como mucho. 2º No va directamente de fiesta, va al bar del pueblo, como asemejando que no quiere salir, sino tomar una copa y volver a casa a las dos. 3º Es precisa una entrenada manera de descartar estratégicamente oportunidades de salir para después acabar optando por la última y más peregrina. Este último punto se traduce en que el desempleado "envejecido" o NINI llegará a la barra del bar e irá viendo pasar juventud que inquisitoriamente le irá preguntando si quiere salir, contestando a todo que no hasta que a eso de las 2 o así, el más borracho que quede hara la misma pregunta con respuesta afirmativa. La llegada de esta jornada festiva puede ser a horarios similares que cuando eras joven y activo, pero siempre estará como excusa "no,.si sólo salí a dar una vuelta".
El paro, bueno y la edad también, te hace mayor cuando ya estás en una discoteca "tomando algo" porque ya no eres ese joven descocado que baila con tres o cuatro copas de más. Tu sitio es la barra para que, cuando te muevas, asestes el zarpazo definitvo intentando ligar a las mismas niñas que cuando tenías 18 años con la clásica táctica de "no voy a hacer nada, salvo ponerme a su lado, que para eso soy mayor, que no piensen mal". Que no piensen mal, que no piensen mal... Nooooo, no tiene nada de malo que un parado borracho con sentimiento envejecido quiera intentar quitarse años con una niña de 16 y, como consejo, eso no te da trabajo (laboral me refiero), como mucho algún disgusto extra.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¡Qué disgusto! (II parte)

Al hilo del post anterior seguí reflexionando, he de recordar que tengo 24 horas al día dedicadas ex proceso para ello, y me he dado cuenta de que otra de las grandes citas que me perderé en estas fechas navideñas o prenavideñas gracias a mi situación de desempleado es: ¡la cena de empresa! sí, haré cena de master en la que seguramente disfrute mucho más, teniendo en cuenta la panda de golfos que somos, pero lo de la cena de empresa es una tradición que me duele en el alma perderme. Una tradición que crearía algún subnormal de estos que piensa que la empresa debe ser como una familia, para hacer piña, un listillo de estos escritor de libros de autoayuda que no ayudan ni a ZP a encontrar la crisis. Pensó en un momento de lucidez "llevando a los empleados a una cena en estas fechas tan entrañables seguro que consigo que se vean como hermanos y rendirán más" Sí, por los cojones. Tú dales el dinero de la cena en vales de copas de 2x1 y verás el resultado. la cena de empresa es la demostración de que todos somos bipolares: es el momento de la vida en el que pasas con mayor rapidez de un estado de tensión y acongojamiento a uno de euforia y exaltacion de la amistad. Al llegar piensas: "¿cómo me voy a divertir en la cena si no podemos poner a parir al jefe?" Al final, tras tres botellas de vino, una de chupitos y varias copas, acabas poniendo a parir al jefe delante del jefe pero con una risa de borracho, que eso suaviza, y él te abraza "no pasa nada". No pasa nada, no pasa nada... Que lo sepa todo el mundo, los jefes tienen una estrategia prefijada antes de la cena de empresa, que se hacen los tajaos los muy jodios para sacar información reservada (como los Wikileaks) y luego la van soltando a pildoritas a lo largo del año. Tal vez no al día siguiente, pero se la guardan hasta el momento oportuno, en una discursión o en una bronca, para dejarte sin argumentos, son sibilinos... El tema del día después de la cena es otro cantar. Un consejo de parado a trabajadores: si podéis cogeros vacaciones a partir del dia después de la cena. El listillo inventor de estas cenas seguro que pensó que a raíz de una cena, los días posteriores serían de armonía, los intercambios de sonrisas serían fecuentes y el ambiente se dibujaría como el país de los Teletubbies, pero no contó con una de las mayores debilidades del género humano: la carne... Y es que la paridad trae consigo que en la mayoría de empresas, como es lógico, haya hombres y mujeres (y viceversa) y el alcohol porvoca lo que provoca y un hombre cuando está de fiesta en compañía de una mujer durante más de veinte minutos empieza a perder sangre en el cerebro (ya sabemos todos donde va) y no evalúa las consecuencias de tirarle los trastos babosamente a la compañera de toda la vida. Y al día siguiente... los intercambios de sonrisas se convierten en intercambios de dardos voladores imaginarios, el país de los Teletubbies se convierte en la casa de Los Serrano (que ahí con tanto lío entre hermanos había más tensión que en un restaurante con Falete) y entre la tensión sexual y las barbaridades que le soltaste al jefe no sale nadie ni a tomar el café, aunque haya resaca es el día que más se trabaja del año. A esto se le une que siempre hay el típico graciosillo que se fue antes de tiempo y pregunta "¿qué, me perdí algo anoche?" Momento en el que un tenso silencio es acompañado de miradas a los pies hasta que un buen alma samaritana contesta "no, nos fuimos pronto".
Pues en el fondo todas esas cosas tienen su gracias y, aunque en mi empresa anterior al paro no se prodigaban ultimamente con cenas, las voy a echar de menos, por lo que debería lanzar una nueva propuesta a ZP: si no quiere que nos revelemos los 4 millones y pico de parados de España y entremos en huelga de hambre como De Juana Chaos (a él parece que le funcionó y se quedó con un figurín...) páguenos una cena de empresa navideña. no digo que a los 5 millones juntos, que molaría, pero nos puede diversificar por zona geográfica o por sector y no se olvide de la paga extra que al final, cumpliremos nuestras amenazas...

lunes, 13 de diciembre de 2010

¡Qué disgusto!

Se acercan las fechas navideñas, momentos en los que todos nos enternecemos, hacemos el balance de lo bueno y malo (como decía Mecano), exhibimos nuestro exacervado consumismo y damos besos y abrazos a la gente a la que ayer con un hola lejano con la mano en alza (veáse post anterior imagen de Piqué en el Camp Nou) sobraba,  y todas esas cosas que hacemos en estas fechas. Es momento de reflexionar y yo a medida que reflexiono en esta época tan cercana a la conmemoración del nacimiento de Jesús (que al parecer es lo que celebramos con cogorzas, sexo sin conocimiento del otr@ y despilfarro) a la primera conclusión a la que he llegado me ha llenado de tristeza:     ¡¡¡¡ En el paro no dan paga extra!!!!! Me cagüen¡¡¡¡¡ pero ¡qué demonios es esto! No me había dado cuenta hasta este momento en el que las tarjetas de crédito están próximas a echar humo. No voy a disponer de ese pequeño sobresueldo navideño que tan bien venía en estos días. Es algo de todo punto incomprensible. Partiendo de la base que yo nunca he entendido muy bien la finalidad de las dos pagas extra ni para qué se inventaron, aunque, evidentemente nunca me he puesto a discutirlo, faltaría más. ¿Se supone que es un premio por haber aguantado seis meses en la empresa? si es por eso más de uno en lugar de un sobresueldo, merecería el 51% de las acciones de la compañía. Es cierto que mi paga extra en años anteriores era un poco de chiste porque en lugar de cobrar un sueldo, no sé cómo, mi empresa siempre se las apañaba para pagarme menos y parecer que me hacían un favor "si es porque te retenemos más en la extra en el IRPF", vale, pero en lugar de paga extra parecía el aguinaldo de la abuela. En cualquier caso, venía muy pero que muy bien, porque en tus cávalas previas ya contabas " x en regalos, x + x+ x + x + x + x + y en juergas varias, bueno, con la paga extra me llega (al menos hasta año nuevo)" Y qué a gusto te sentías. Otra cosa era el momento del pago que, en mi caso, desconozco también el por qué, siempre se acercaba más al año siguiente que a las propias navidades, pero así te sentaba mejor, despues del leñazo a la cuenta por las fiestas, una pequeña inyección no venía mal.
Y con estas me encuentro con que este año el paro no da paga extra, es incomprensible. Si ahora es cuando más lo necesito Ahora que cada vez ahorro más tinta a mi caja de ahorros escirbiendo las cifras de mi cuenta, ahora es cuando necesito pasar las navidades con una ayudita y, oye, si no quieren llamarla paga extra que la llamen "Plan para el fomento del consumo navideño entre los desempleados españoles" que mola más y vende más periódicos, pero que paguen. ¿Se supone que con lo que me han ingresado antes de ayer en la cuenta procedente de las arcas estatales tengo que comprar regalos, alcohol, comida y demás? Pffff, estamos apañados. Que lo vean también como un premio por aguantar seis meses en el paro, no? que eso si que tiene mérito. Seguro que a muchos de vosotros, si currais, no os parece una buena idea que vuestros impuestos vayan para esto, pero como nosotros somos más, os jodeis, y si no, ya vereis los regalos que os van a tocar estas navidades. teniendo en cuenta que todos en nuestras familias tenemos un padre o un hermano o un tio parado, no conteis con su regalo y a vosotros, parados de España, propongo que nada de regalos estas navidades, así a lo Cantoná, hasta que no nos den paga extra a los desempleados, a ver quién sale ganando. Es que es increíble, ZP me paga un piso que no uso, la mitad de un máster que no me valdrá para nada, y todos mis vicios a través del subsisdio de desempleo, y ahora ¿se niega a que mis pobres familiares se queden desolados sin su regalo navideño? Es un insensible, ¡qué talante no que cojones! Si ZP, esto es una amenaza seria, ahora es tarde para Navidades pero espero que enmiendes tu error para el verano ¿o es que quieres dejarnos, a nosotros pobres parados emocionalmente inestables, sin vacaciones también? La pelota está en tu tejado, no digas que no te avisé...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Pos eso, gracias

Como corresponde cuando se alcanzan cifras redondas, se podía hacer en el 789, pero no está estipulado así socialmente, me dirijo a vds para agradecerles las más de mil visitas que lleva el blog. Sí, sé que no son muchas, debemos andar en una media de diez al día, si descontamos las siete que hago yo, la que hará un despistao por internet y otro de rebote, se queda en una que verdaderamente lee los posts, pero aún así es de agradecer. Y esto me lleva a una reflexión más importante: me consta que hay gente conocida que está más o menos pendiente de las entradas que hago, lo que está muy bien (y digo que me consta básicamente porque me lo decís) y entonces pienso: ¿cómo es posible que vosotros, trabajadores, tengáis tanto tiempo libre? ¿Acaso os aburrís tan soberanamente para leer las patochadas que se le ocurren a un desempleado que no tiene nada más que hacer? ¿es que no tenéis vida social para dedicar, más que sean dos minutos al día, a esta chorrada? Así está España... ¡Coño!, que lo lea uno de fuera, como yo, que vaga y divaga por la red varias horas al día vale, pero ¿vosotros?, más vale que estuvierais trabajando para sustentar en el Estado a gente como yo, sinvergüenzas¡¡¡. La segunda reflexión es aún más preocupante: si me conoceis perfectamente, ¿para qué coño os tomais tiempo en leer lo que pienso? ¿no es más sencillo una llamada de teléfono o que me pregunteis cuando estemos tomando (no en los bares, que no suelo entrar)? No puedo entender como me conocéis desde hace años y ahora porque escribo en un blog  de estos os parecen entretenidas mis opiniones, ¡sereis desgraciaos! si nunca me haceis ni caso¡¡¡ En fin, ya veo que esto de la red tiene su poder, es eso, o que os apiadais de mi cercanía a la indigencia y quereis mostrar mi solidaridad, si es eso, y sabeis donde vivo, está cerca la Navidad y se admiten todo tipo de regalos, también en metálico.
En cualquier caso, gracias a tod@s, por supuesto, también a los que no conozco, si se pasa alguna chica guapa y elegante por aquí, se puede hasta intentar conocer, y nada, aunque no haya nadie, seguiré tecleando soplapolleces en la red, porque como dice un filósofo de Buenamadre "no voy a hacer huelga como los controladres, a mí las semanas se me pasan volando".

jueves, 9 de diciembre de 2010

Una reflexión cargada de verdad

Hace mucho, mucho tiempo, cuando trabajaba en la radio (el Madrid ganaba Champions en blanco y negro, bueno, eso no ha cambiado mucho desde entonces) se presentó en un debate uno de nuestros contertulios habituales y dijo "lo que más me duele del paro es ir al bar de mi pueblo a echar la partida y ver como los chavales de 20 o 25 años están allí parados sin nada que hacer". Es una reflexión evidente pero hay que analizarla para darnos cuenta de lo "crudo" que es esto del paro. Es esta edad, entre los 20 y los 30, cuando deberíamos estar dándolo todo laboralmente, cuando nos tenemos que labrar el futuro para después vivir de los réditos, (como Belén Esteban, le van a pitar los oídos, que se zumbó a un torero cuando estaba de buen ver???? y aún vive de aquello). Se supone que es (y esto lo llevan a rajatabla) cuando nos tienen que explotar, que dar por el ojete, que malpagar... para que después podamos a empezar a vivir medianamente mal (que es a lo máximo que podemos aspirar). Sin embargo, mucha gente como yo está sin hacer nada en el paro, luego, y aquí llegamos a la conclusión trascendental: ¿nos van a dar por culo cuando tengamos 35 años, mujer e hijos? o aún peor, ¿qué coño va a ser de las generaciones futuras?. Por explicarlo gráficamente. es como si a un matrimonio recién casado le prohiben zumbar los diez primeros años del matrimonio.. Si después va a dar igual¡¡¡¡ ¿Se supone que van a inventar un tipo de viagra laboral que nos permita reincorporarnos al sistema plenos de renidmiento y con ganas de que nos maltraten? Siempre he pensado que esto estaba mal estructurado, que cuando puedas hacer una mínima (minmísima fortuna) vas a ser viejo y no vas a disfrutarla, sería mejor que el sistema laboral fuera al revés (como el anuncio del Audi, creo que era), pero es que a este paso yo no voy a poder descansar ni ahora ni a los 65 ni debajo de una lápida. Cuidado, que esto es serio, puede llevar a la desintegración (como preconizaba Rajoy con el Estatut) de nuestro país.
La segunda lectura de la frase de nuestro contertulio hace referencia al bar, y tiene toda la razón de nuevo. Los bares de pueblo ( o los típicos de barrio donde se echa la partida) se están llenando a las cuatro o cinco de la tarde de chavales jóvenes. es invertir el orden natural de las cosas (Por las mañanas, las familias a los pinchos, la sobremesa para los abueletes y sus cartas, las siete de la tarde para las viudas y sus cogorzas y por la noche para los jóvenes). Pero no, ahora los jóvenes se amontonan en las barras de los bares sin nada que hacer desde que se levantan (a las cuatro de la tarde, aprox.) Eso es incómodo hasta para los pobre abueletes que se ven echando la partida de tute con alguien cincuenta años menor, y encima dando lecciones, será posible... El paro está ampliando el género definido por mi padre como GALLINAZOS (dícese del especimen de género masculino de mediana-alta edad que sin tener ningún oficio ni beneficio ocupa sus horas apoyado en posición de ángulo de 45º sobre la barra de un bar, posición capaz de mantener hasta el cierre del bar o hasta la meada o vomitona más próxima). Ahora los gallinazos son gente de 20 a 90 años, y ¿qué pasa con los dueños de los bares? que están desesperados que antes era vino o chupito de hierbas, pero ahora llegan con Aquarius, Nesteas, White Labels Srpites y los tienen descolocados, que han desparecido hasta las Intervius de los mostradores, se las llevan los chavales de 18 parados en plena efervescencia de hormonas.
Digo todo esto porque a mí me ha pasado. Nunca he sido de pisar mucho los bares y ahora me veo en el de mi pueblo tardes enteras jugando al poker (que yo siempre he sido muy especial y el tute y el mus me parecen vulgares,jeje), rodeado de los afables gallinazos de mi minúscula localidad y bebiendo Trinas de Manzana. Joder¡¡¡ si hasta el otro día me sorprendí pidiendo un chupito de hierbas. Eso sí, ese día no lo dejé de pedir en toda la tarde y por la noche salí a otro bar pero de fiesta, que yo las tradiciones de la juventud no las pierdo ni en el paro.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Quiero ser controlador aéreo

Los recientes acontecimientos han producido un vuelco en mi vida y en mi forma de encarar al futuro. lo tengo decidido: se acabó el doctorado, el paro y todo lo demás, voy a ser controlador aéreo. Algunos me tacharán de oportunista, y es verdad, pero me he dado cuenta de que es la profesión soñada, teniendo en cuenta de donde vengo. Un sueldo de 600.000€ al año, o más, horas extras bien pagadas y lo mejor de todo: mandas más que ZP. Es el sueño de un experiodista que ve como en su profesión ni se manda ni se pueden llevar a cabo acciones de protesta. No me imagino a los periodistas diciendo: "hoy no damos noticias". Y una leche, a los dos minutos ya habría cincuenta becarios dispuestos a dar informaciones de la huelga por el módico precio de una chupadita al jefe. Y si no siempre se podía hacer lo anteriormente comentado en otras entradas de este blog, poner e Belén Esteban a presentar el informativo "¿me entiendes? Qué fuerte lo de los periodistas, yo por la noticia, ma to" O a cualquiera de los de Gran Hermano que con su gran formación itelectual podrian dar hasta la información económica. Sinceramente, no veo a ninguna profesión generando un plante similar: tienen dos cojones. A mí se me había ocurrido que todos los parados hiciéramos lo mismo, pero claro, nosotros es que no hacemos nada las 24 horas del día, luego no se nos notaría mucho. La otra opción es hacerla a la japonesa, que todos los parados cubriéramos los puestos de los controladores en torres de control, si lo único que hacen es ver puntitos en el ordenador, no puede ser tan complicado, además si lo puede hacer el ejército, definitivamente, no es tan complicado ¿no habéis visto cómo está el ejército ahora?... Estaría bien que los parados nos plantaramos y ocupasemos puestos de trabajo que no nos corresponden durante un día, eso sí sería un caos digno de llamarse estado de alarma, llamaría la atención hatsa en el extranjero: "Atención, atención, en España, por primera vez en la historia, todo el mundo trabaja". Sería un signo definitivo del fin del mundo.
Sí, me voy a poner manos a la obra. A decir verdad, la única salida futura que me quedaba era opositar, me da igual que sea para conserje, como tenía pensado, que para controlador aéreo. es que se me ilumina la cara sólo con pensar que iba a saber lo que es cobrar una hora extra. Yo nunca he vivido eso, no por que no haya trabajado más de mis ocho diarias de contrato, en ocasiones, y no es broma, hasta quince, sino porque un periodista no conoce eso de las horas extra. Siempre hay un jefe que se acogerá a la frase "la actualidad nunca duerme". No te jode, ni yo tampoco a este ritmo, pero la actualidad no vive de esto. Luego está el tema del sueldo, inviable en cualquier otra profesión a la que yo pueda tener alcance. Yo, 600.000 euros no los veo ni juntanto los sueldos de todos mis compañeros de promoción de Periodismo. Sí, es verdad que esto de controlador tiene sus contraindicaciones. No sé por qué, pero recientemente no tienen muy buena fama en España. Sería normal que al decir "soy controlador" alguien me dijera "eres un hijoputa", pero ¿qué coño? tampoco es nada nuevo ¿sabéis lo que es ir a cubrir una accidente y que te llamen carroñero, sinvergüenza..? y, desde luego, yo por 600.000€ al mes que se metan con la santa de mi madre y con toda mi familia lo que quieran, ya me compraré unos tapones super caros.
En resumen, puede que haya sido un tanto caprochoso, después de haber hecho a mis padres gastar tanto dinero en mi formación y a mi antigua empresa tanto dinero.... (jejeje) en mi sueldo, pero voy a ser controlador aéreo. Así a la próxima huelga salvaje de estas ya tendréis una cara en la que fijaros para cagaros en sus muertos, la mía.