Páginas vistas en total

jueves, 23 de diciembre de 2010

Ni Lotería, ni Nochebuena

¿Por qué la gente hace preguntas cargadas de emotividad en estas fechas? ¿No es cada día tan importante como una Nochebuena o Navidad? Son reflexiones que algunos pensamos cuando llega la Navidad. Y lo digo horas después de que no nos toque la Lotería, al menos a mí. Y mira que este año tenía esperanzas: lo veía claro, ¿no dicen que siempre cae donde hay mala suerte? Pues yo estoy en el paro... Segundos después de esta reflexión me dí cuenta de que somos 4millones y viene siendo complicado que nos toque a todos. Lo primero de lo que hay que darse cuenta es de que siempre les va a tocar a los mismos: a los que quieren balnquear pasta. ¿No dicen que Fabra es la nueva Brujita de Oro? Bien es cierto que eso es por otros temas que todos conocemos y que, parece, nadie está dispuesto a perseguir, pero en buena lógica si la Loteria toca donde más se vende (Madrid y Barcelona), debe tocar a quién más compra ergo no creo que un pobre de solemnidad decida gastarse 500€ en Lotería esperando que el Calvo, o la chica rubia nueva del anuncio, se pase por su casa, aunque en este país se ve cada cosa... No obstante es cierto que lo que mola el día de Lotería es ver como gente que lo necesita muuucho muuuchísimo al final recibe su premio. Pero lo mejor es la frase típica de "es que este es un barrio de obreros y pensionistas y ha venido muy bien" Joder, si son obreros tienen trabajo y si son pensionistas bastante suerte tienen ya, que dejen un poco para los demás. Siempre toca a pensionistas que luego se lo dan a los hijos "¿pa qué compras abuelo?" deja ese décimo para alguien que lo quiera para él ¿no? No suelo ver los informativos ese día no por envidia sino porque es el mismo discurso de tapar agujeros de todos los años. Joder, mira Nacho Vidal, toda la vida tapando agujeros y no sale nunca en los telediarios. la otra frase es "aquí en (nombre del pueblo agraciado) el Gordo ha caído como un regalo del cielo" No, si te parece hacen un funeral, o "le ha venido muy bien a este barrio". Estaría bien que alguna vez dijeran los periodistas "pues aquí en La Moraleja el Gordo ha dado básicamente igual, el único que se frota las manos es el jardinero que verá aumentadas sus propinas". Y es que este año, y los últimos también, con el tema de la crisis y los parados todo eran necesidades cubiertas y grandes ayudas, pero ¿no es lo mismo de todos los años? ¿la Loteria se la ha inventado este año ZP para sacarnos de la situación en la que vivimos? Este tema lo cerraré diciendo que si todos dejásemos la tontería de la Lotería, a quien le haya tocado no estará de acuerdo, y dedicásemos lo que gastamos a un fondo común para los parados otro gallo nos cantaría. Se me ocurre que podría ir destinado a nuestra paga extra, nuestra cena de Navidad o mis salidas nocturnas. Son sólo ejemplos...
Decía al principio lo de la Nochebuena porque, sin haber visto aún las noticias de mañana, apostaría a que más de una se centrará en la Nochebuena de los parados, de los que han perdido su curro este año y de qué cenan, con quién... Como somos así de listos en esta cena y la Loteria nos hemos dejado el subsidio (sin paga extra) de este mes. Incluso el Rey hará mención a nuestra situación, que se diferencia de la suya en que su "subsidio" es mayor. A la gente en sus casas se les escucharán frases como "pobres, mira qué familia, qué mal lo están pasando..." Siiii, sólo ese día, el resto del año cenan caviar. Sólo hay que haber escuchado los informativos de hoy hablando de las inundaciones en Sevilla. Primera pregunta a alguien cuya casa parece un balneario del mar Menor por el barro: ¿dónde pasareis la noche de mañana y qué vais a cenar?.... A ver, por Dios, me he quedado sin casa, hay pirañas en mi sala de estar y mi canario está jugando a Piratas del Caribe ¿a quién coño le importa dónde ceno mañana? En fin, como veis la Nochebuena y las Navidades de un parado no deben ser muy diferentes al resto de los días. Bueno, sí, se gasta más pasta, tienes que poner mejor cara y no puedes estar rascándote los huevos en pijama en casa todo el día porque hay gente en el hogar. FELICES FIESTAS A TODOS Y QUE EL ESPÍRITU NAVIDEÑO OS INUNDE (y no literalmente como a los sevillanos, fuerza para ellos)

martes, 21 de diciembre de 2010

Ser desempleado te hace mayor

Esta reflexión viene muy a cuento con la frase inicial que pensaba comentar explicando por qué he tardado en un nuevo post. Respuesta sencilla: dos días de fiesta consecutivos me dejan ya cuatro de resaca, mínimo y, ¿por qué? Pues es evidente, porque estoy mayor y ser parado me lo hace aún más. Pudiera parecer una tontería, algunos dirán que lo que verdaderamente hace mayor es levantarse a las 6 de la mañna y volver a casa a las 10 de la noche después de currar todo el día. Sí, eso tampoco parece muy saludable pero por lo menos estás activo. Digo que el ser parado nos hace mayores porque ¿cómo nos imaginamos tradicionalmente a un parado? Un padre de familia, de 40-50 años, calvo, con bigote y con problemas para llegar a fin de mes. Esta imagen ha cambiado gracias a la crisis y ahora somos jóvenes, guapos y esbeltos, jejeje, pero el hecho de decir "estoy en el paro" ya te pone unos años de más. Y es que, por ejemplo, a la hora de ligar con la frase "¿estudias o trabajas?" a un parado se le cierran los caminos ni estudias, con lo cual las jóvenes se van a la mierda, ni trabajas, con lo que las más maduritas que quieren estabilidad te mandan a la mierda, "no, estoy en el paro", pues ¡hala! a chupar barra como un parado más. Te pone años además porque al decir "estoy en el paro", se supone, y digo se supone, lo debes decir con una voz triste y cara de pena y eso te hace unas arrugas..
El paro te hace mayor porque se supone, y digo se supone, que sales menos de fiesta, está mal visto "mira ese parado despilfarrando el dinero del contribuyente con tamaña cogorza" (esto, repito, se supone, hay excepciones, muchas). Como no debes salir, porque estás en el paro, se inventa la figura del "me voy a tomar algo". Es una figura inventada en un principio por la generación NI NI (ni tiene 18 años para estar todo el día de jarana ni tiene 40 para quedarse viendo, en sus tiempos, noche de fiesta), pero perfectamente aplicable al desempleado. ¿Qué supone el "me voy a tomar algo"? Supone varios puntos: 1º Uno no se arregla como para salir, se da una ducha pero no se afeita (dato importante) ni se pone camisitas, un jersey como mucho. 2º No va directamente de fiesta, va al bar del pueblo, como asemejando que no quiere salir, sino tomar una copa y volver a casa a las dos. 3º Es precisa una entrenada manera de descartar estratégicamente oportunidades de salir para después acabar optando por la última y más peregrina. Este último punto se traduce en que el desempleado "envejecido" o NINI llegará a la barra del bar e irá viendo pasar juventud que inquisitoriamente le irá preguntando si quiere salir, contestando a todo que no hasta que a eso de las 2 o así, el más borracho que quede hara la misma pregunta con respuesta afirmativa. La llegada de esta jornada festiva puede ser a horarios similares que cuando eras joven y activo, pero siempre estará como excusa "no,.si sólo salí a dar una vuelta".
El paro, bueno y la edad también, te hace mayor cuando ya estás en una discoteca "tomando algo" porque ya no eres ese joven descocado que baila con tres o cuatro copas de más. Tu sitio es la barra para que, cuando te muevas, asestes el zarpazo definitvo intentando ligar a las mismas niñas que cuando tenías 18 años con la clásica táctica de "no voy a hacer nada, salvo ponerme a su lado, que para eso soy mayor, que no piensen mal". Que no piensen mal, que no piensen mal... Nooooo, no tiene nada de malo que un parado borracho con sentimiento envejecido quiera intentar quitarse años con una niña de 16 y, como consejo, eso no te da trabajo (laboral me refiero), como mucho algún disgusto extra.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¡Qué disgusto! (II parte)

Al hilo del post anterior seguí reflexionando, he de recordar que tengo 24 horas al día dedicadas ex proceso para ello, y me he dado cuenta de que otra de las grandes citas que me perderé en estas fechas navideñas o prenavideñas gracias a mi situación de desempleado es: ¡la cena de empresa! sí, haré cena de master en la que seguramente disfrute mucho más, teniendo en cuenta la panda de golfos que somos, pero lo de la cena de empresa es una tradición que me duele en el alma perderme. Una tradición que crearía algún subnormal de estos que piensa que la empresa debe ser como una familia, para hacer piña, un listillo de estos escritor de libros de autoayuda que no ayudan ni a ZP a encontrar la crisis. Pensó en un momento de lucidez "llevando a los empleados a una cena en estas fechas tan entrañables seguro que consigo que se vean como hermanos y rendirán más" Sí, por los cojones. Tú dales el dinero de la cena en vales de copas de 2x1 y verás el resultado. la cena de empresa es la demostración de que todos somos bipolares: es el momento de la vida en el que pasas con mayor rapidez de un estado de tensión y acongojamiento a uno de euforia y exaltacion de la amistad. Al llegar piensas: "¿cómo me voy a divertir en la cena si no podemos poner a parir al jefe?" Al final, tras tres botellas de vino, una de chupitos y varias copas, acabas poniendo a parir al jefe delante del jefe pero con una risa de borracho, que eso suaviza, y él te abraza "no pasa nada". No pasa nada, no pasa nada... Que lo sepa todo el mundo, los jefes tienen una estrategia prefijada antes de la cena de empresa, que se hacen los tajaos los muy jodios para sacar información reservada (como los Wikileaks) y luego la van soltando a pildoritas a lo largo del año. Tal vez no al día siguiente, pero se la guardan hasta el momento oportuno, en una discursión o en una bronca, para dejarte sin argumentos, son sibilinos... El tema del día después de la cena es otro cantar. Un consejo de parado a trabajadores: si podéis cogeros vacaciones a partir del dia después de la cena. El listillo inventor de estas cenas seguro que pensó que a raíz de una cena, los días posteriores serían de armonía, los intercambios de sonrisas serían fecuentes y el ambiente se dibujaría como el país de los Teletubbies, pero no contó con una de las mayores debilidades del género humano: la carne... Y es que la paridad trae consigo que en la mayoría de empresas, como es lógico, haya hombres y mujeres (y viceversa) y el alcohol porvoca lo que provoca y un hombre cuando está de fiesta en compañía de una mujer durante más de veinte minutos empieza a perder sangre en el cerebro (ya sabemos todos donde va) y no evalúa las consecuencias de tirarle los trastos babosamente a la compañera de toda la vida. Y al día siguiente... los intercambios de sonrisas se convierten en intercambios de dardos voladores imaginarios, el país de los Teletubbies se convierte en la casa de Los Serrano (que ahí con tanto lío entre hermanos había más tensión que en un restaurante con Falete) y entre la tensión sexual y las barbaridades que le soltaste al jefe no sale nadie ni a tomar el café, aunque haya resaca es el día que más se trabaja del año. A esto se le une que siempre hay el típico graciosillo que se fue antes de tiempo y pregunta "¿qué, me perdí algo anoche?" Momento en el que un tenso silencio es acompañado de miradas a los pies hasta que un buen alma samaritana contesta "no, nos fuimos pronto".
Pues en el fondo todas esas cosas tienen su gracias y, aunque en mi empresa anterior al paro no se prodigaban ultimamente con cenas, las voy a echar de menos, por lo que debería lanzar una nueva propuesta a ZP: si no quiere que nos revelemos los 4 millones y pico de parados de España y entremos en huelga de hambre como De Juana Chaos (a él parece que le funcionó y se quedó con un figurín...) páguenos una cena de empresa navideña. no digo que a los 5 millones juntos, que molaría, pero nos puede diversificar por zona geográfica o por sector y no se olvide de la paga extra que al final, cumpliremos nuestras amenazas...

lunes, 13 de diciembre de 2010

¡Qué disgusto!

Se acercan las fechas navideñas, momentos en los que todos nos enternecemos, hacemos el balance de lo bueno y malo (como decía Mecano), exhibimos nuestro exacervado consumismo y damos besos y abrazos a la gente a la que ayer con un hola lejano con la mano en alza (veáse post anterior imagen de Piqué en el Camp Nou) sobraba,  y todas esas cosas que hacemos en estas fechas. Es momento de reflexionar y yo a medida que reflexiono en esta época tan cercana a la conmemoración del nacimiento de Jesús (que al parecer es lo que celebramos con cogorzas, sexo sin conocimiento del otr@ y despilfarro) a la primera conclusión a la que he llegado me ha llenado de tristeza:     ¡¡¡¡ En el paro no dan paga extra!!!!! Me cagüen¡¡¡¡¡ pero ¡qué demonios es esto! No me había dado cuenta hasta este momento en el que las tarjetas de crédito están próximas a echar humo. No voy a disponer de ese pequeño sobresueldo navideño que tan bien venía en estos días. Es algo de todo punto incomprensible. Partiendo de la base que yo nunca he entendido muy bien la finalidad de las dos pagas extra ni para qué se inventaron, aunque, evidentemente nunca me he puesto a discutirlo, faltaría más. ¿Se supone que es un premio por haber aguantado seis meses en la empresa? si es por eso más de uno en lugar de un sobresueldo, merecería el 51% de las acciones de la compañía. Es cierto que mi paga extra en años anteriores era un poco de chiste porque en lugar de cobrar un sueldo, no sé cómo, mi empresa siempre se las apañaba para pagarme menos y parecer que me hacían un favor "si es porque te retenemos más en la extra en el IRPF", vale, pero en lugar de paga extra parecía el aguinaldo de la abuela. En cualquier caso, venía muy pero que muy bien, porque en tus cávalas previas ya contabas " x en regalos, x + x+ x + x + x + x + y en juergas varias, bueno, con la paga extra me llega (al menos hasta año nuevo)" Y qué a gusto te sentías. Otra cosa era el momento del pago que, en mi caso, desconozco también el por qué, siempre se acercaba más al año siguiente que a las propias navidades, pero así te sentaba mejor, despues del leñazo a la cuenta por las fiestas, una pequeña inyección no venía mal.
Y con estas me encuentro con que este año el paro no da paga extra, es incomprensible. Si ahora es cuando más lo necesito Ahora que cada vez ahorro más tinta a mi caja de ahorros escirbiendo las cifras de mi cuenta, ahora es cuando necesito pasar las navidades con una ayudita y, oye, si no quieren llamarla paga extra que la llamen "Plan para el fomento del consumo navideño entre los desempleados españoles" que mola más y vende más periódicos, pero que paguen. ¿Se supone que con lo que me han ingresado antes de ayer en la cuenta procedente de las arcas estatales tengo que comprar regalos, alcohol, comida y demás? Pffff, estamos apañados. Que lo vean también como un premio por aguantar seis meses en el paro, no? que eso si que tiene mérito. Seguro que a muchos de vosotros, si currais, no os parece una buena idea que vuestros impuestos vayan para esto, pero como nosotros somos más, os jodeis, y si no, ya vereis los regalos que os van a tocar estas navidades. teniendo en cuenta que todos en nuestras familias tenemos un padre o un hermano o un tio parado, no conteis con su regalo y a vosotros, parados de España, propongo que nada de regalos estas navidades, así a lo Cantoná, hasta que no nos den paga extra a los desempleados, a ver quién sale ganando. Es que es increíble, ZP me paga un piso que no uso, la mitad de un máster que no me valdrá para nada, y todos mis vicios a través del subsisdio de desempleo, y ahora ¿se niega a que mis pobres familiares se queden desolados sin su regalo navideño? Es un insensible, ¡qué talante no que cojones! Si ZP, esto es una amenaza seria, ahora es tarde para Navidades pero espero que enmiendes tu error para el verano ¿o es que quieres dejarnos, a nosotros pobres parados emocionalmente inestables, sin vacaciones también? La pelota está en tu tejado, no digas que no te avisé...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Pos eso, gracias

Como corresponde cuando se alcanzan cifras redondas, se podía hacer en el 789, pero no está estipulado así socialmente, me dirijo a vds para agradecerles las más de mil visitas que lleva el blog. Sí, sé que no son muchas, debemos andar en una media de diez al día, si descontamos las siete que hago yo, la que hará un despistao por internet y otro de rebote, se queda en una que verdaderamente lee los posts, pero aún así es de agradecer. Y esto me lleva a una reflexión más importante: me consta que hay gente conocida que está más o menos pendiente de las entradas que hago, lo que está muy bien (y digo que me consta básicamente porque me lo decís) y entonces pienso: ¿cómo es posible que vosotros, trabajadores, tengáis tanto tiempo libre? ¿Acaso os aburrís tan soberanamente para leer las patochadas que se le ocurren a un desempleado que no tiene nada más que hacer? ¿es que no tenéis vida social para dedicar, más que sean dos minutos al día, a esta chorrada? Así está España... ¡Coño!, que lo lea uno de fuera, como yo, que vaga y divaga por la red varias horas al día vale, pero ¿vosotros?, más vale que estuvierais trabajando para sustentar en el Estado a gente como yo, sinvergüenzas¡¡¡. La segunda reflexión es aún más preocupante: si me conoceis perfectamente, ¿para qué coño os tomais tiempo en leer lo que pienso? ¿no es más sencillo una llamada de teléfono o que me pregunteis cuando estemos tomando (no en los bares, que no suelo entrar)? No puedo entender como me conocéis desde hace años y ahora porque escribo en un blog  de estos os parecen entretenidas mis opiniones, ¡sereis desgraciaos! si nunca me haceis ni caso¡¡¡ En fin, ya veo que esto de la red tiene su poder, es eso, o que os apiadais de mi cercanía a la indigencia y quereis mostrar mi solidaridad, si es eso, y sabeis donde vivo, está cerca la Navidad y se admiten todo tipo de regalos, también en metálico.
En cualquier caso, gracias a tod@s, por supuesto, también a los que no conozco, si se pasa alguna chica guapa y elegante por aquí, se puede hasta intentar conocer, y nada, aunque no haya nadie, seguiré tecleando soplapolleces en la red, porque como dice un filósofo de Buenamadre "no voy a hacer huelga como los controladres, a mí las semanas se me pasan volando".

jueves, 9 de diciembre de 2010

Una reflexión cargada de verdad

Hace mucho, mucho tiempo, cuando trabajaba en la radio (el Madrid ganaba Champions en blanco y negro, bueno, eso no ha cambiado mucho desde entonces) se presentó en un debate uno de nuestros contertulios habituales y dijo "lo que más me duele del paro es ir al bar de mi pueblo a echar la partida y ver como los chavales de 20 o 25 años están allí parados sin nada que hacer". Es una reflexión evidente pero hay que analizarla para darnos cuenta de lo "crudo" que es esto del paro. Es esta edad, entre los 20 y los 30, cuando deberíamos estar dándolo todo laboralmente, cuando nos tenemos que labrar el futuro para después vivir de los réditos, (como Belén Esteban, le van a pitar los oídos, que se zumbó a un torero cuando estaba de buen ver???? y aún vive de aquello). Se supone que es (y esto lo llevan a rajatabla) cuando nos tienen que explotar, que dar por el ojete, que malpagar... para que después podamos a empezar a vivir medianamente mal (que es a lo máximo que podemos aspirar). Sin embargo, mucha gente como yo está sin hacer nada en el paro, luego, y aquí llegamos a la conclusión trascendental: ¿nos van a dar por culo cuando tengamos 35 años, mujer e hijos? o aún peor, ¿qué coño va a ser de las generaciones futuras?. Por explicarlo gráficamente. es como si a un matrimonio recién casado le prohiben zumbar los diez primeros años del matrimonio.. Si después va a dar igual¡¡¡¡ ¿Se supone que van a inventar un tipo de viagra laboral que nos permita reincorporarnos al sistema plenos de renidmiento y con ganas de que nos maltraten? Siempre he pensado que esto estaba mal estructurado, que cuando puedas hacer una mínima (minmísima fortuna) vas a ser viejo y no vas a disfrutarla, sería mejor que el sistema laboral fuera al revés (como el anuncio del Audi, creo que era), pero es que a este paso yo no voy a poder descansar ni ahora ni a los 65 ni debajo de una lápida. Cuidado, que esto es serio, puede llevar a la desintegración (como preconizaba Rajoy con el Estatut) de nuestro país.
La segunda lectura de la frase de nuestro contertulio hace referencia al bar, y tiene toda la razón de nuevo. Los bares de pueblo ( o los típicos de barrio donde se echa la partida) se están llenando a las cuatro o cinco de la tarde de chavales jóvenes. es invertir el orden natural de las cosas (Por las mañanas, las familias a los pinchos, la sobremesa para los abueletes y sus cartas, las siete de la tarde para las viudas y sus cogorzas y por la noche para los jóvenes). Pero no, ahora los jóvenes se amontonan en las barras de los bares sin nada que hacer desde que se levantan (a las cuatro de la tarde, aprox.) Eso es incómodo hasta para los pobre abueletes que se ven echando la partida de tute con alguien cincuenta años menor, y encima dando lecciones, será posible... El paro está ampliando el género definido por mi padre como GALLINAZOS (dícese del especimen de género masculino de mediana-alta edad que sin tener ningún oficio ni beneficio ocupa sus horas apoyado en posición de ángulo de 45º sobre la barra de un bar, posición capaz de mantener hasta el cierre del bar o hasta la meada o vomitona más próxima). Ahora los gallinazos son gente de 20 a 90 años, y ¿qué pasa con los dueños de los bares? que están desesperados que antes era vino o chupito de hierbas, pero ahora llegan con Aquarius, Nesteas, White Labels Srpites y los tienen descolocados, que han desparecido hasta las Intervius de los mostradores, se las llevan los chavales de 18 parados en plena efervescencia de hormonas.
Digo todo esto porque a mí me ha pasado. Nunca he sido de pisar mucho los bares y ahora me veo en el de mi pueblo tardes enteras jugando al poker (que yo siempre he sido muy especial y el tute y el mus me parecen vulgares,jeje), rodeado de los afables gallinazos de mi minúscula localidad y bebiendo Trinas de Manzana. Joder¡¡¡ si hasta el otro día me sorprendí pidiendo un chupito de hierbas. Eso sí, ese día no lo dejé de pedir en toda la tarde y por la noche salí a otro bar pero de fiesta, que yo las tradiciones de la juventud no las pierdo ni en el paro.

domingo, 5 de diciembre de 2010

Quiero ser controlador aéreo

Los recientes acontecimientos han producido un vuelco en mi vida y en mi forma de encarar al futuro. lo tengo decidido: se acabó el doctorado, el paro y todo lo demás, voy a ser controlador aéreo. Algunos me tacharán de oportunista, y es verdad, pero me he dado cuenta de que es la profesión soñada, teniendo en cuenta de donde vengo. Un sueldo de 600.000€ al año, o más, horas extras bien pagadas y lo mejor de todo: mandas más que ZP. Es el sueño de un experiodista que ve como en su profesión ni se manda ni se pueden llevar a cabo acciones de protesta. No me imagino a los periodistas diciendo: "hoy no damos noticias". Y una leche, a los dos minutos ya habría cincuenta becarios dispuestos a dar informaciones de la huelga por el módico precio de una chupadita al jefe. Y si no siempre se podía hacer lo anteriormente comentado en otras entradas de este blog, poner e Belén Esteban a presentar el informativo "¿me entiendes? Qué fuerte lo de los periodistas, yo por la noticia, ma to" O a cualquiera de los de Gran Hermano que con su gran formación itelectual podrian dar hasta la información económica. Sinceramente, no veo a ninguna profesión generando un plante similar: tienen dos cojones. A mí se me había ocurrido que todos los parados hiciéramos lo mismo, pero claro, nosotros es que no hacemos nada las 24 horas del día, luego no se nos notaría mucho. La otra opción es hacerla a la japonesa, que todos los parados cubriéramos los puestos de los controladores en torres de control, si lo único que hacen es ver puntitos en el ordenador, no puede ser tan complicado, además si lo puede hacer el ejército, definitivamente, no es tan complicado ¿no habéis visto cómo está el ejército ahora?... Estaría bien que los parados nos plantaramos y ocupasemos puestos de trabajo que no nos corresponden durante un día, eso sí sería un caos digno de llamarse estado de alarma, llamaría la atención hatsa en el extranjero: "Atención, atención, en España, por primera vez en la historia, todo el mundo trabaja". Sería un signo definitivo del fin del mundo.
Sí, me voy a poner manos a la obra. A decir verdad, la única salida futura que me quedaba era opositar, me da igual que sea para conserje, como tenía pensado, que para controlador aéreo. es que se me ilumina la cara sólo con pensar que iba a saber lo que es cobrar una hora extra. Yo nunca he vivido eso, no por que no haya trabajado más de mis ocho diarias de contrato, en ocasiones, y no es broma, hasta quince, sino porque un periodista no conoce eso de las horas extra. Siempre hay un jefe que se acogerá a la frase "la actualidad nunca duerme". No te jode, ni yo tampoco a este ritmo, pero la actualidad no vive de esto. Luego está el tema del sueldo, inviable en cualquier otra profesión a la que yo pueda tener alcance. Yo, 600.000 euros no los veo ni juntanto los sueldos de todos mis compañeros de promoción de Periodismo. Sí, es verdad que esto de controlador tiene sus contraindicaciones. No sé por qué, pero recientemente no tienen muy buena fama en España. Sería normal que al decir "soy controlador" alguien me dijera "eres un hijoputa", pero ¿qué coño? tampoco es nada nuevo ¿sabéis lo que es ir a cubrir una accidente y que te llamen carroñero, sinvergüenza..? y, desde luego, yo por 600.000€ al mes que se metan con la santa de mi madre y con toda mi familia lo que quieran, ya me compraré unos tapones super caros.
En resumen, puede que haya sido un tanto caprochoso, después de haber hecho a mis padres gastar tanto dinero en mi formación y a mi antigua empresa tanto dinero.... (jejeje) en mi sueldo, pero voy a ser controlador aéreo. Así a la próxima huelga salvaje de estas ya tendréis una cara en la que fijaros para cagaros en sus muertos, la mía.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Y que yo esté en el paro...

Puede resultar una frase prepotente o carente de humildad, nada más lejos de  mi intención que suelo ser todo lo contrario. Esta frase "y que to esté en el paro", la suelo repetir últimamente con bastante asiduidad. Y es que en esta profesión, supongo que en otras también, como se mueve mucho el enchufismo o el chupapollasdelosjefesismo, o incluso también el vayapardeperasquetengoismo, da para provocar situaciones que no es que me exasperern, porque a mi no me cabrea nada, o casi nada, pero sí que me choca que yo tenga que estar sin empleo y otr@s, por motivos desconocidos estén en algunos puestos que son el sueño de mi vida. supongo que tampoco es exclusivo de esta profesión, sé de buena tinta, por ejemplo, que más de un contrsuctor desempleado cuando pasa frente a una chapuza de obra exclamará "y que tenga que estar yo en paro..". lo mismo sucederá, supongo, en el caso de algunos políticos (aunque estos son demasiado espabilados para estar desempleados y sin chupar del frasco) cuando vean, por ejemplo a nuestro presidente y a nuestro líder de la oposición, "y que tenga que estar yo en el paro". Algo similar exclamará un desempleado cirujano plástico cuando vea la cara de Belén Esteban después de su operación "y que tenhga que estar yo en el paro", en este caso precedida de "Virgen santísima, !!!qué horror¡¡¡". Como uno, y no me canso de repetirlo, tiene mucho tiempo para ver la televisión, cada vez se da cuenta de más meteduras de pata intolerables que me hacen pensar porque la gente tiene tanta suerte. Pondré algunos ejemplos: ¿es normal que un narrador de un partido, pongamos de Champions o de Liga, no se conozca los nombres de los jugadores del partido? Entiendo que los nombres del Cluj de Rumanía son un poco complejos, pero confundir, y esto es verídico, a Messi con Pedrito no lo veo muy normal. Vale que no sean dos jugadores de la NBA pero, a parte de los dorsales, que deberías ver estando en las gradas, la forma de moverse es como comparar a Dios con un gitano. Vamos a ver, hijo mío, ¿qué carajo has tenido que hacer durante toda la semana previa al partido para no ver, al menos, un par de minutos de cada equipo y prepararte el encuentro? Más ejemplos, partido de Champions en el que una feliz compañera de pie de campo dice algo así como: Primer gol de Villa en Champions, se estrena en esta competición. Dicho esta temporada con el barça Panathinaikos, quiero recordar. Los catorce que metió con el Valencia en los últimos años, ¿no cuentan? Lo mismo pasó con "Entra en el Milan Boateng, jugador alemán, hermano de otro jugador que juega con Ghana" Son dos hermanos ¿tan complicado es, antes de hablar, comprobar cuál es el alemán y cuál el de Ghana, ¡joder! que es al 50%, no hace falta llamar a la central de datos para comprobarlo. Una de mis favoritas: conocido presentador y locutor deportivo dice desde Amsterdam "estoy en la Venecia europea". ¡Catástrofe! Venecia se ha hundido y ya no pertenece a Europa se la han anexionado los chinos, pero no te jode...
Y que tenga que estar yo en paro... Sí, lo estoy y no quiero entrar a hablar del llamado intrusismo. Visto lo visto, me parece muy bien que haya cadenas que riman con "por el culo te la hinco" que prefieran rodearse de profesionales bien formados en Gran Hermano, San Blas o Mujeres, Hombres y Viceversa, que de gente titulada. Yo no me dejaría operar los testículos por Kiko Matamoros, pero allá ellos. Estoy pensando inscribirme en ofertas de empleo de piloto de aviones, total, como aqui vale todo...
El tercer problema antes mencionado, es haber nacido con rabo. ¿Por queeeeeeeeee? Con lo que la hubiera gozado yo siendo mujer, iba a ser más p.... Pues no, salí hombre y, aunque no demasiado tonto, tampoco demasiado vistoso, qué le vamos a hacer. Esto me relega a presentar, como mucho, muchísimo el informativo de las tres de la mañana, y los días de diario, que en fin de semana, los borrachos al volver de fiesta se quedan pegados a un buen par de melones aunque sean de las noticias de haití. Y ¿qué se puede hacer? Pues nada, porque aunque yo critique también prefiero ver en programas como SLQH a pedazo de hembras de ese tipo que a subnormales como yo, es lógico y es lo que vende. Sólo me queda rezar para que cuando me salgan canas sea un madurito atractivo que son los que ahora presentan los informativos con las mujeres de pechos recién operados. Y que tenga que estar yo en el paro... Pues sí, es lo que nos merecemos, y, por Dios, que nadie me malinterprete, el que más se equiviocaba cuando trabajaba (antes de la extinción de los dinosaurios) era yo. de hecho tengo un videobook monísimo de meteduras de pata con el que me parto, del estilo de llamar Rojos a los Socialistas, (y no se me puede acusar de facha o cosas por el estilo precisamente), decir Salamanca y la provincia de Portugal o caérseme un decorado encima. de hecho, hasta escribiendo el blog meto cada gamba (por las prisas) del quince, pero, !!!qué carajo¡¡, yo por no tener medios, no tenía ni bolis para escribir, ni guión ni tiempo porque me tocaba hacer radio, control, cámara y presentación. A más de un@ me encantaría ver con su guasa o con sus tetas en situaciones así. Y sí, como yo hay much@s compañer@s, y muuucho mejores que yo, que sustituyen la frase inicial por "y que yo tenga que estar aquí..."

martes, 30 de noviembre de 2010

Un día especial

En esta entrada tocaba otro capítulo, pero la actualidad manda, y no puedo por menos que comentar cómo ha sido mi primer Clásico en el paro,jejejjee.Curiosamente, esta mañana me he levantado con la sensación de querer ir a trabajar (al contrario que sucedía en mi cumpleaños). Y es que cuando tenías un jefe tremendamente madrididista con bufanda y todo en su escritorio, los últimos derbys, bueno y las eliminatorias de Champions, de Copa, partidos de Liga (curiosamente el madrid estaba contribuyendo muy mucho a que mi humor en el trabajo fuese mucho mejor), mitigaban el dolor de madrugar y de hacer chorradas. Hoy sin embargo sólo he visto a Messi, en forma de muñeco cantarín, en la mesilla y no lo he podido comentar con nadie, porque a mi madre, la pobre, bastante guerra le doy desterrándola a otra televisión por estar viendo a todas horas deporte, como para encima amargarle la mañana con mis chistecitos deportivos. Sí, he echado de menos ir a currar y saludar a las nueve de la mañana con la palma extendida (veáse imagen de Piqué en cualquier medio audivisual), bostezar y comentar "qué sueño, ayer me quedé celebrándolo hasta las cinco", o comentarle tras una bronca al jefe "Sí, sí, pero MOUcho ruido, y pocas nueces". Sí, también he echado de menos el café de la mañana, leer el Marca del señor Inda y echar una sonora carcajada en medio del bar tras ver como el Barça no fue superior, sino un mal Madrid, un pésimo árbitro, un láser que desconcentró a CR7 y Guardiola de camorrista. leer en alguna de las columnas de opinión de Hernáez, por ejemplo, como el Madrid fue superior hasta las injutsa expulsión de Ramos o, sobre todo, llegar a la barra y pedir una MOU 5 estrellas. ¿Quién sabe si, después, me hubiera tocado ira a una rueda de prensa en la que el convocante dijera "¿alguna pregunta más? para contestar 5mentarios. Ver como las banderas de Madrid y las miradas altivas se transforman en caras largas e incluso bajas por depresión post-parto. Es un día triste para el parado que vive en un pueblo y que no sale a jugar la partida, aunque me he quedado con ganas. De hecho, tengo tantas ganas de desahogarme que, a parte de esciribir esta entrada, he estado a punto de ir a firmar de nuevo la tarjeta del paro aunque no me toque (sí, estoy loquísimo) para ver si alguna funcionaria era del Madrid y vacilar yo hoy un poco, para variar. Me quedará el consuelo de saber que el pasado sábado, fruto de mi segunda celebración del cumpleaños, volví al piso, que también me paga ZP, que tengo en el que era mi lugar de trabajo. Allí, de forma institiva, decidí colgar en mi balcón la bandera blaugrana que otrora ondeaba en el cielo mirobrigense cuando trabajaba allí. Tardaré un tiempo en volver a mi piso de currante, seguro que para abandonarlo, pero mientras tanto todo madridista que pase por esa calle sufrirá un dolor estomacal comprobando como hay un parado, con mucho tiempo libre, que tardará un poco más que el resto de la peña ocupada en dejar de tocar los cojones.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Y pasaron los meses

Estoy parado y soy mayor, ¿no puedo tardar tres días en recuperarme de la resaca de mi cumple? Pues eso, que ese es el motivo de mi ruptura en la continuidad de este blog. Una vez pasados esos días de jarana (y aún queda alguna celebración pendiente porque sí, estoy desempleado, pero soy como Isabel Preysler pa esto de organizar fiestas, aunque sin Ferrero Roché) retomo intentando describir qué se siente cuando te das cuenta de que tu situación de paro no es algo vacacional, que va a pasar en breve. De esto se da uno cuenta cuando pasan tres meses en desempleo, fecha que coincide con la vuelta a las oficinas del ECyL, (ese gran desconocido). Uno se relaja en el paro, y no se da cuenta de que el Gobierno, o sea todos, que nos quiere tener controlados, te hace fichar cada tres meses. Una idea una miaja peregrina, ¿para qué vale eso? Tú puedes haber esatdo rascándote la barriga en el sofá de tu casa 180 días consecutivos, pero, ehhhh, ese día que pone en la tarjetita (repito cacho folio medio deslabazado) tienes que estar en las oficinas del paro. Con eso, todo solucionado. Seguro que los funcionarios y políticos correspondientes cuando hacen una especie de inspección preguntarán "Don Germán Rubio está buscando activamente empleo? Sin duda, vino el jueves a fichar..." Lo mejor es que ahora se puede hacer por internet, ¿qué sentido tiene eso? me dedico a gastar el dinero del contribuyente en Jamaica, pero mientras ese día entre en la página web de la Junta y firme, no hay problema. He de decir que a mí me mola más lo de ir a las oficinas, llámadme masoquista, pero ya no podía vivir sin el sentido del humor de esas funcionarias. Y es curioso porque cuando vas a firmar te sucede lo mismo que la primera vez, no tienes ni idea de a qué amable señorita dirigirte porque a nadie en los carteles se le ha ocurrido poner "Pa fichar el paro", siguen poniendo lo de Prestaciones, Ofertas... en resumen, volví a equivocarme, sólo que esta vezs para que no pensaran que era subnormal no pregunté antes, hice un poco de cola y me senté en la mesa más concurrida... Pues nada, agua, después de esperar llegó la fres "Aquí no es, es en la mesa de al lado" !!!!Me cagüen¡¡¡¡¡¡ Nueva cola, y fichas, aquí si que no hay confusión posible, si llevas en DNI y el papelillo (la tarjeta, vamos) todo solucionado, tres meses más. Al salir sientes una extraña sensación, de verdad que cuando me dieron la tarjeta jamás pensé que llegara a coleccionar el primer sello, ahora lo tengo. Dentro de poco supongo que esto de las tarjetas será como los cromos, los parados nos ubicaremos a las puertas de la oficina a comparar "Pues yo tengo tres... Buahh, eso no es nada, yo tengo hasta tres tarjetas y sellos de colores distintos" Y saldrá el último en unirse al club y dirá "Pues yo soy de Últimos Fichajes". Lo bueno es que de todo se aprende, ¿a buscar más activamente trabajo? No que ya he dicho que es todo mentira, se aprende a conocer mejor la oficina del paro. En tres meses fijo que ya no me pierdo, ya conozco todo lo que hay que conocer, porque la ventanilla de ofertas está más en desuso que el Ministerio de Trabajo

martes, 23 de noviembre de 2010

Reflexiones de un desempleado cuando se hace un año mayor

O lo que es lo mismo: "en qué pienso el día de mi cumpleaños". Sí, hoy hago un añito más, y esta es la primera ocasión en la que estoy desempleado. A ver, hay que tener en cuenta de que sólo llevo tres años trabajando, el resto estaba desempleado pero no declarado de manera oficial, se supone que era más productivo, porque me estaba FORMANDO. Y ¿cómo me siento? Pues sinceramente igual que hace una hora y pico cuando tenía oficialmente un año menos, que tampoco soy tan trascendental para plantearme cuestiones filosóficas por cumplir un año (bueno, ni por eso ni por nada, que los filósofos acaban todos sonaos). Sí que me da para reflexionar como hace un año estaba trabajando pero los días de mi cumpleaños desde que trabajaba eran una mierda. Mañana cuando me levante mi madre, que también esta desocupada aunque por exceso de años trabajados (jubilada) y mi hermana me felicitarán y darán regalos a eso de la una y media, que es cuando me levanto. Comeré con ellas y con mi padre que llegará de trabajar (alguno tiene que contribuir a la causa en la familia, no son todos tan vagos como yo) y lo celebraré. Por la tarde preparación y fiesta nocturna con compis y amigos. Hace un año: me levanté a las nueve, mi madre me felicita de soslayo porque no llego al trabajo, salgo corriendo hacia Ciudad Rodrigo donde solo un par de compañer@s se acuerdan de mi cumple (no es que me llevara mal con ell@s, todo lo contrario). Trabajo, algún grito, alguna rueda de rpensa chorras, alguna vaca muerta por lengua azul y mariconadas de ese tipo. Como sólo en el hastío piso que tengo donde trabajo, sigo trabajando, ceno sólo, llamadas varias "gracias, gracias, ji ji, ja ja" A dormir. CONCLUSIÖN:.. Creo que sobran las palabras. En días como hoy, bueno y en días en que no madrugo, no aguanto riñas, me tumbo horas y horas en el sofá, juego al tenis... me encanta estar en paro. Es simplista, pero la canción dice que tres cosas hay en la vida Salud, dinero y amor, si lo del dinero lo puedes conseguir de una forma que no sea currando, eso que llevas adelantado. Sí, hago un año más y estoy en el paro ¿triste? Y una porra, voy a volver a mi época de niñez cambiando los playmobiles por lo que me vayan a regalar y los triskys y boca bits en la fiesta con los amigos por alcohol, ocio nocturno y si hay un poco de suerte, y Dios se apiada de mí (que estoy en paro) remato el día con alguna Diosa. Y buscar trabajo actuvamente? Hoy no, mañana

¡Hay que formarse!

Una frase lapidaria que sustituye a otra más común que todos los parados han escuchado alguna vez en su vida "Algo tendrás que hacer, ¿no?" Pues eso, hay que formarse. Seremos una generación de parados, sinhogar, o con ínfimas posibilidades de llegar a fin de mes, pero formados, porque hay que formarse. De pequeño te venden la moto de que formándote alcanzarás las más altas cotas laborales existentes y tú que te lo crees y haces de "hay que formarse" una máxima de vida. Veintitantos años más tarde te sigues formando... un cacao mental que lo flipas. Yo no sé si cada año me formo o me deformo. El caso es que, como tus padres te vuelven a mantener (nunca lo han dejado de hacer en realidad) tienen cierta potestad sobre ti. Potestad que se manifiesta en afirmaciones como "afeítate que pareces más viejo", "vete al dentista" o "haz un master y estudia idiomas". Como soy un hombre y no sabemos hacer más de una cosa a la vez, hice caso a mi madre por partes. Primero me afeité, lo hago poco asiduamente, después fui al dentista y lo tercero que hice fue mi segundo posgrado (lo de los idiomas pa cuando acabe que seguiré en paro). Curiosamente el mismo día en que decidí dar ese paso, cada decisión del parado es muy meditada (si puedes entretenerte un día entero pensando una gilipollez mejor que resolverlo en diez minutos), el Gobierno de ésta, nuestra nación, me envía un sms (también ha llegado la modernidad a la clase mandataria) diciéndome que el Estado me paga un master oficial si estoy en paro. ¡Coño, a ver si va a ser verdad que nos vigilan! Pues nada, ahora ya no tenía excusa, aunque lo mejor de todo es que el Gobierno no cuenta con estas cosas para las universidades y lanza la ley cuando se acaba el plazo de prematrícula en la mayor parte de masters, a ver si tenía trampa... Pero no contaban con la Ponti (universidad privada) que con tal de hacer caja te dejan que te matricules en junio del año siguiente, eso sí, no te garantizan que entres como beneficiario de la beca, porque ellos son muy suyos, pero como pagan los papis (de nuevo hay que nrecordar que estoy en paro y no dispongo de 4.000 euros para dárselos a mi formación). Es curioso también, llámenlo casualidad, pero en esos días en los que me estoy matriculando en una de las múltiples cumbres internacionales aparece el Sr Presidente de España diciendo algo así como que los parados que se están formando no son realmente parados... Mi primera reflexión fue de auténtico pánico ¡Cejitas me la había colado! quería que me pusiese a "formarme" para no pagarme más el subsidio de desempleo, ¡será cabrón! Yo que ya estaba imaginándome las bondades de la vida universataria pero encima con sueldo fijo... (el paraíso). Por suerte mis suposiciones, en esta ocasión sí, eran erróneas y todo quedó en un malentendido cuando el día 9 del mes siguiente vi aparecer mi dinerillo en la cuenta gracias al contribuyente. luego la maniobra gubernamental es simplemente una manera más de tenernos entretenidos, y formados por supuesto, vamos a ser la mejor clase parada del planeta, sin duda. Así pues, sí, vuelvo a ser semi universitario. Jueves y viernes hago un master de pre doctorado que es un tostón pero sirve para mantenerme joven, y sin necesida de acido hialurónico ni esas pijadas. Lo que tengo más en duda es, según las palabras de ZP, si soy un parado o un parado en formación o un formado, o un deforme o cómo me llamaré cuando me deje de formar. Por el momento ante la pregunta para ligar por excelencia yo respondo: "estudio y no trabajo porque no me dejan".

lunes, 22 de noviembre de 2010

Por fin una entrevista

Pues sí, aunque parezca milagroso hay empresas que contestan. Lo que pasa es que la modernidad tamboén trae consigo unas cosas ciertamente extrañas como que tu primer proceso de selección sea ¿por Internet? Y encima lo peor de todo es como te enteras. Hay que decir que, entre otras muchas cosas buenas, estar desocupado tiene una ventaja increíble: puedo salir de fiesta cuando me dé la gana (teniendo en cuenta que en mi situación volví con mis padre y me dan de comer y alojamiento por el módico precio de 0€, luego el dinero que felizmente recibo del contribuyente lo reinvierto en negocios de ocio nocturno). esto quiere decir que si  un amigo no trabaja un lunes y te dice ¿salimos a tomar algo? (eufemismo que significa: "vamos a atracar los bares"), pues sales, que te lo dice un martes, pues sales, y así sucesivamente... Imaginémonos la situación: Miécoles, 17.00horas en un piso de una ciudad universatria por excelencia del centro de España y situada en castilla y Leon que no voy a revelar. "Voy a mirar el correo antes de volver al pueblo con la familia". Tres de publicidad, dos de reenvio que si mi hija está muy mala que si cuidado con los radares, uno de cada portal de internet con las ofertas del día que se parecen sospechosamente a las de los últimos 20 días y uno de alguien que no conozco. la prudencia dice que no abras los de desconocidos, pero lo abres. "Estimado Germán.... formas parte del proceso de selección de nuestra empresa...bla bla bla..... para no hacerte desplazar hasta Marbella (que tampoco pasaba nada, si había que ir se iba, por trabajo, claro) realizaremos unas pruebas por Internet" Tras leer las instrucciones de una página web, ¡sorpresa! tengo que escribir una pieza de 3 minutos y locutarla sobre el aeropuerto de Málaga y su ampliación ¡para dentro de seis horas!. ¿pero qué me estas contando?, pero ¿qué prisas son estas? ¿Cómo se supone que voy a hacer nada decente con la cabeza bailando sobre mis hombros? Si cada trago de saliva es un recuerdo constante de la familia de Johnny Walker. Y encima sobre el aeropuerto de Málaga, donde nunca he estado y, por supuesto, desconocía que se hubiese ampliado. Después de una larga tarea inventiva, gracias Google de nuevo, redacto algo medio decente y empiezo a locutar ¡HORROR! ¿Por qué habla El Padrino por mí? Me cagüen, no había contado con los efectos d ela fiesta también sobre mi voz, genial. se iban a quedar encantados conmigo y con mi torrente de voz. Sorprendentemente, los candidatos presentes no debáin estar muy hábiles y pasé a la ronda final (como el rosco de Pasapalabra, vaya). Pero lo mejor estaba por llegar: ¿cuándo decidieron mandarme la última prueba al email? Sí, efectivamente otro miércoles después de salir. Con otros tres minutos de locución sobre los campos de golf de Andalucía pero lo mejor era la redacción de dos folios sobre un municipio de almería o Huelva... yo, un conocedor de esas dos provincias nato, el Labordeta (D.E.P.)de Almería me llaman. Otra inventada supina sirvió para salir del bache. Un día más tarde la amable señora de RRHH me comunicó que estaba entre los finalistas y que en diez días me comunicarían la decisión. Ha pasado mes y medio. ¿será otra forma cruel de reírse de nosotros y encima hacernos currar? Esa es pa nota, a mi me han tocado los huevos, pero si lo hubiera hecho yo me estaría despelotando un año. Prefiero pensar que en esos departamentos carecen de educación y sólo se lo comunican al que "gana", lo de pedir disculpas no se da nada bien. Mi única experiencia en tres meses y pico con todas las ofertas a las que he contestado y dio la casualidad que me pillaron cuasi borracho, igual no es tanta casualidad y debo dejar de salir los martes, o volver a la vida universataria y salir cuando quiera... ¿Qué opción cogí?

¿De verdad funcionan los portales de empleo?

Sí, es una duda que me desvela (metafóricamente hablando porque duermo bastante bien, repito, tengo mucho tiempo libre) desde que comenzó ésta, mi andadura por los mundos del desempleo. Y es que después de un día de euforia, en el que te apuntas hasta a ofertas de empleo en Kazajistán, llega la espera... Y esperas, esperas, esperas. Tratas de recordar una de tus contraseñas de uno de los portales en los que estás inscrito (lo cual dado el escaso uso que haces de tus neuronas en el paro te puede llevar medio dia) y accedes a las ofertas en las que te has apuntado. En todas ellas aparece la palabra "Recibido", o sea tienen mi Curriculum, luego me comunicarán sí o no, ¿no? yo es que confío en la bondad de la gente, y en que ese amable trabajador de RRHH de cada empresa, que sólo se dedica a seleccionar personal tendrá un email preparado, no le voy a pedir el árduo esfuerzo de contestar uno por uno a cada posible trabajador, pero con uno de esso pre-escritos me vale, para decirme : "hala majo, sigue buscando" Pero no, nunca llega ese email y lo más curioso de todo es que mires un día y a la semana siguiente y al mes siguiente, el estatus de tu oferta sigue siendo Recibido, ¡La vida da que era urgente! Sí, se tarda en leer curriculums, pero, seamos sinceros, la mayoría de los españoles, con un par de páginas ya lo hemos solucionado no?, y además si lo que mola de los curriculums es ver las fotos. Esto me ha llevado a la conclusión, quizá un tanto precipitada, de que el 90% de las ofertas son de cachondeo y hablo por experiencia. Como yo también lo he hecho cuando trabajaba (allá en el I AC), sé que cuando llega un curriculum a la empresa lo primero que haces es comunicárselo al jefe... Que no, que se lo dices al de al lado y haces la apuesta, ¿a que es tía y está como un tonel de gorda?. efectivamente, es mujer, no muy agraciada y te descojonas con el compañero, como si vosotros fuérais la viva imagen de la belleza. ¿de qué ha trabajado?, ¿qué formación tiene? Ni puta idea, pero era más fea que un pie y además no necesitamos más gente, si nos van a largar a la calle, ¿recordáis? Siguiendo ese patrón de conducta y dada la escasa oferta de empleos existentes por la crisis, los portales de empleo, para no aburrirse cuelgan ofertas inexistentes para apostar con los compañeros (conmigo alguno se ha forrao ya, fijo). Es eso o los directivos de las empresas se reúnen cada mes a comer para fardar, "buah, este mes, 10.000 Curriculums", "eso no es nada, yo ayer, recibí sólo 90.000". Cada vez lo tengo más claro. Por cierto, además de Recibido, la otra afirmación trampa de estos portales es "En Proceso". En proceso ¿de qué? de crionización?, porque o me congelan o no voy a estar vivo para saber si algún día me cogerán en un empleo. ya sería una lástima que acabara el proceso en el 2090 y yo en la tumba después de haber pasado toda mi vida esperando el trabajo de mi vida como reportero en Argamasilla de Alba. Tan sólo dos contestaciones, un Descartado (y doy gracias por contestar) y un verdadero proceso en el que participé y que también merece capítulo a parte.

domingo, 21 de noviembre de 2010

No quiero volver a ser Becario, de verdad

Gracias a las enseñanzas de nuestros padres, que nos han dado todo hecho, la comida puesta, la cama hecha y el dinero para fundir en diversos menesteres, no poseemos ni una pizca de ímpetu revolucionario, aunque tal y como están las cosas lo mejor será que a las futuras generaciones les demos todo lo anterior y un tapón para que las empresas no les sigan dando por culo. Y todo esto viene a colación de la figura de prácticas/becario. Al llegar a la carrera te establecen como fundamental, y es cierto, hacer prácticas en empresas para "darte soltura", lo que traducido al castellano significa: para que aprendas todo lo que en la facultad nunca te vamos a enseñar, es decir, todo. Como lo asumes de buen grado, haces un año, y otro, y otro... Hasta que una empresa, que curiosamente no son tontas, se da cuenta de que nutriéndose periódicamente de becarios se pueden ahorrar varios puestos de trabajo, ¡eureka! Gol que nos colaron. Y esto lleva a que cuando buscas trabajo el 90% de los puestos requeridos sean de Becario/En Prácticas. ¿no es una contradición ofrecer un puesto de trabajo que no es un puesto de trabajo en portales que ofrecen puestos de trabajo?, por esa regla de tres voy a utilizar infoempleo para vender mi ciclomotor, que ya no lo uso. Y estas empresas, aprovechándose de que no decimos que no PORQUE NO SABEMOS, pues, ¡hala! a contratar becarios a cascoporro y cuando se acaban unos llegan otros. Y, sí, me parece bien hacer prácticas durante la carrera, por desgracia es necesario, pero no creo que hacer el trabajo de un empleado normal a los 26 años por 500E al mes durante 10 horas al día sea ético, ni moral. Solución: me voy a Thailandia a hacer zapatillas de Nike por 1€ al mes que ahí por lo menos las ONG´s protestan por mí. En este ámbito se encuentran también las ofertas de trabajo en las que el salario ofrecido es "No remunerado". ¿Qué capítulo me he perdido de Barrio Sésamo para que mi trabajo no se me compense económicamente? Seguro que esto a mis padres y a los suyos nunca les habría pasado, porque tenían pelotas para protestar y nuestra generación sólo las tiene para seguir esquilmándoles a nuestros progenitores el dinero que les regalamos con nuestro trabajo infrapagado a las empresas. Sí, hay quien dirá que así se consigue al final llegar al trabajo ideal, pero así también somos 5millones de parados, y ¿cuántos de quienes se dejan dar por detrás llegan a esos trabajos ansiados? Cuando me den una estadística convincente cambiaré de idea. Gracias a esta reflexión he logrado responder a uno de mis máximos interrogantes: ¿Por qué Ana Rosa o Matías Prats necesitan tantos productos y publicidad para vivir? Porque creo que siguen siendo becarios, ¿no? Y lo más triste de todo es que nunca podré trabajar en empresas como T5, LaSexta... porque no hice prácticas allí, las hizo gente por dos duros que sigue cobrando dos duros y que, quizás, algún día lleguen a tener un contrato en condiciones. Mientras tanto, eso que se ahorran los pequeños y grandes Vasiles.

Las primeras búsquedas

Como siempre cumplo mis promesas... y había prometido a la agradable funcionaria buscar activamente trabajo, un día después, bueno quizás pasó el fin de semana y algún día de relax, de tener en mis manos la tarjeta del paro (que en realidad es una cacho de folio, un poco cutre se podían esmerar algo más que somos un público muy amplio), me puse a buscar trabajo. Evidentemente en estos tiempos que corren es una tontería ir empresa por empresa presencialmente dejando tu curriculum, si ya está internet, que nos vale para todo ¿no? Y ¿cómo empezar a buscar trabajo por internet? Pues igual que se busca un trabajo, un plano de una ciudad o una página de contenido dudosamente ético, con Google. En este caso se pone trabajo+periodista. Y salen un montón de páginas oye, "pues ya está hecho, en una semana, trabajando". Sí, sí, ya, ya... Lo primero que toca mucho las narices es el registro: Toda oferta de trabajo requiere un registro en la página web, que de algo tendrán que vivir claro. El caso es que después de buscar una decena de ofertas, sin seleccionar, ahí a lo que surja, te encuentras inscrito en infoempleo, infojob, jobrapido, trabajos.com, redtrabajar... todas con sus correspondientes contraseñas porque lo que vale en unas en otras no es seguro, ¡pero ¿quién cojones va a querer suplantar a un parado en una página web?, si sabes descifrar contraseñas supongo que te dedicarás a entrar en las páginas de los bancos, ¿no? Si no es así, es que verdaremente nos merecemos esta crisis por subnormales. Y sigues leyendo, redactor en Álava, redactor en Albacete, departamento de comunicación en San Sebastián de los Reyes, y las mejores se busca redactor para revista de contenido cannabico, imprescindible conocimiento del sector (esto es verídico). Joder, entre que no se catalán, ni vasco, ni fumo porros me he quedado sin la mitad de ofertas de trabajo, pena que no haya una llamada Whisky Life o algo así, ahí la bordaba. También mola mucho cuando después de hacer todo el registro llegas a una págimna que dice "no puedes inscribirte en la oferta por no residir en la provincia del puesto vacante". ¿No puedes avisar antes? algo que en provincias como madrid no tiene mucho sentido, total, ¿quién que viva en madrid es realmente de madrid? Lo antes de mencionado de las lenguas cooficiales me mata. No puedo trabajar en cataluña, ni en Baleares, ni en valencia, ni en Galicia, ni en Euskadi, ni en Asturias¡¡¡¡ ¿pero qué jodido idioma se habla en Asturias? si lo único que hacen es cambiar las aes por las es y poner acento (que no se me enfaden los asturianos. El caso es que entonces que trabajo, en la revista de mi colegio? Coño cuando venga un valenciano a trabajar al periódico de Salamanca le deberían pedir que baile una jota charra o inventarnos una entrevista que comenzara por "¿hais traido muchos días? o ¿y tú de ande vienes?" Si no sabe contestar, a la calle. Pero todo esto es el principio de las búsquedas de trabajo porque luego llegan las mejores de las ofertas las de Becario/En Prácticas, que también merecen entrada a posteriori

sábado, 20 de noviembre de 2010

La oficina del ECyL

Digo que merece capítulo aparte poruqe para esto sí que nadie nos ha entrenado. Con los papeles, y te tienes que fiar de ellos porque de eso 0,0 de conocimiento, que te ha dado la empresa te diriges a tu oficina del ECyL más cercana (y no es el anuncio de un banco). Si eres de una zona pequeña, como yo, tendrás la maravillosa fortuna de no guardar cola, lo cual es ya casi como encontrar un trabajo de la alegría que te da. Y entras y ves un amplio número de mostradores y otro similar de mesas y sillas opcupadas por ejemplares de la especie Funcionarius vulgaris. Y te plateas: "¿dónde coño tengo que ir?". Ofertas, Demandas, Prestaciones... No busco nada que comprar, no quiero empezar un litigio legal y para hablar de mi coche nuevo (que a ver cómo pago ahora) pues no necesito venir aquí. Así que el paso más lógico es acercarte a la funcionaria que ves más ociosa y preguntar. ¡Craso error! La más ociosa lo es porque no la aguanta ni su sombra. "¿Para apuntarme en el paro?" "Pues sí, no ha visto que esto es el ECyL, ¿que se cree que es un bar?". Hay que ser amable, ella no tiene la culpa de cobrar un buen sueldo trabajar sólo por las mañanas tecleando y firmando y sufrir un estrés espantoso por tener que aguantar a sus hijos en casa por las tardes. "No, digo que he perdido el trabajo que a qué mesa tengo que ir". "Pues tú que crees, espera detrás de esos dos señores y ya te atenderemos en este lado" Y que tenga que decir gracias... Por fin, alcanzas la mesa de otra agradable funcionaria que, después de preguntas propias de un interrogatorio te da un papel con innumerables casillas para rellenar y comienza el segundo interrogatorio "¿tienes la carta de despido el papel no sé qué y el no se cuál?" Y uno, que, repito, no tiene ni idea, le da hasta el carné del Club Megatrix en una carpeta más gorda que todos los apuntes que hayas tomado en tu vida. "Pues faltta el impreso de no sé qué" "Pues a mí lo que me han dado", "Joder, es que no os enteráis, pues necesito lo otro". Vuelta a la empresa, gestoria y vuelta a la cola. Unos papeles y varias miradas tipo "eres subnormal" más tarde, empiezo a rellenar el papel que, en teoría, me servirá para cobrar por no hacer nada gracias a los impuestos del resto del país. Se lo entregas y, ¡oh sorpresa1 son la una y veinte y el sistema informático deja de funcionar a y media, no nos va a dar tiempo así que vuelve el próximo lunes y acabamos". Mola. El lunes vuelves y el último interrogatorio corresponde a "¿dónde quieres trabajar?" "En mi casa, no te jode" piensas. "Y de qué te apuntamos para que te lleguen ofertas?". "Pues de directivo del BBVA no me vendría mal, pero prefiero de tornero fresador, ¿tu qué crees?". "Bueno la verdad es que esto de los medios por lo que veo está muy mal", "¿no me digas?, si yo estoy aquí por gusto" "A ver si tienes suerte, chico" En tres meses vuelves a sellar la tarjeta, ¿vale? Vas a cobrar el 70% los seis primeros meses". La verdad es que casi hasta me compensaba porque la contraoferta de mi ex empresa era trabajar a media jornada por 500euros, es decir menos del salario base con opción de recibir por el culo y a gastarme ese dinero en idas y vueltas y gasolina. Con todo y con esto, sí ya me había convertido en un parado más, ahora sé lo que es estar en una gran empresa, la más grande de España y, si no lo soluciona algún lumbreras de la política, ( o sea imposible por ausencia de tales seres) creciendo cada día. Así que nada, como me había comprometido con esa amable funcionaria, me disponía a buscar activamente trabajo desde ese momento, total no tenía nada mejor que hacer.

¿Cómo se llega al paro?

Cuando dices a la gente sabia y experta en el mundo laboral: "quiero estudiar Periodismo" siempre dicen: "¿estás seguro? si no tiene muchas salidas". Bueno salidas hay unas cuantas, pero no del tipo laboral así que al acabar, uno que tiene suerte encuentra trabajo a la primera. No, no estaba de co presentador con Matías (¿eres ahorrador?) pero tenía un trabajo de lo mio. Tres años más tarde llega la crisis y ves caer a amigos de la construcción, (normal, la burbuja inmobialiaria), tareas domésticas (normal, la gente tira primero de lo menos necesario)... Pero, en teoría si estudias una carrera no se debe mer muy resentida, ¿no? Total, si el número de personas sigue siendo el mismo en el país, se necesitaran los mismos médicos, los mismos profesores, la misma cantidad de información... ¿no? O quizás es que antes sobraba de todo... Puede ser. el caso es que un día te vas de vacaciones y al volver no tienes trabajo (joder, si sólo he estado tres días en Aveiro, la playa que me cae más cerca, ¿qué habéis hecho en este rato?). Pues nada, a la calle. Un año y pico diciendo cada mes: "el número de parados en la comarca aumenta en un 2%" y ahora eres protagonista de la noticia, no esperaba que fuera así la verdad. No sé, igual ganador de la Lotería, de un premio o nuevo novio de La Duquesa de Alba hubiera sido más agradable, bueno... no sé. Lo curioso de todo esto es que si te lo planteas como unas vacaciones más largas mola. El caso es que te enseñan a trabajar desde los 16 años pero nadie te enseña a no trabajar, a qué hacer cuando estás en las listas del INEM, ahora ECyL, (cada uno que aplique su comunidad). ¿Qué papeles necesitas y cuáles no? Así las cosas, el día después de no tener que trabajar por primera vez en tres años debes ir a las oficinas de ese organismo recolector de penas humanas. Y este es otro capítulo.

Empezamos

Una característica une a todos los parados españoles, y somos un huevo de ellos: tenemos tiempo libre. A esto se le une que uno se debería dedicar a comunicar y por deformación profesional lo que surge es un blog. A través de él escribiré la anodina vida del desempleado en busca del tan ansiado trabajo que le vuelva a permitir levantarse pronto, trabajar veinte horas y cobrar menos de mil euros, ¡qué maravilla! Así que, bienvenidos, si lo lee alguien, a Los apuros de un parado en España.
Un saludo